3 claves para que tus empleados tengan un estilo de vida saludable

healthy-lifestyle

Fomentar estilos de vida saludable supone un gasto, pero éste es insignificante en comparación con el coste de la pérdida de productividad, el absentismo y costes médicos.

Hacer que los trabajadores sean más saludables tienen un ROI de 6€ por cada € invertido.

 

Para mantener a tus empleados más saludables y minimizar los días de baja, empieza poniendo en marcha estas 3 iniciativas:

1.Apoya el ejercicio regular

La relación entre la actividad física y la salud y el bienestar en general está bastante bien establecida. La condición física regular ayuda a controlar el peso, reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, disminuye el riesgo de diabetes tipo 2 y  mejora la salud mental.

Si bien no puedes obligar a los empleados a realizar actividad física, pero puedes apoyarlos. Al comprender que tus empleados están ocupados y desean relajarse durante sus horas fuera del trabajo, debes hacer que sea lo más fácil posible para ellos estar activos.

¿Tienes espacio para un gimnasio en la empresa con equipamiento básico? Considera construir uno. ¿No tienes ese lujo? Ofrece a los empleados descuentos en gimnasios. Hay muchas opciones, sólo hay que ser creativo.

2.Ofrece opciones de alimentación más saludables

El segundo componente principal de la vida sana es una alimentación saludable. Si tus empleados están usando su hora del almuerzo para tomar una comida rápida o las máquinas de vending disponibles sólo ofrecen opciones poco saludable, no se está haciendo ningún favor. Si no tienes los recursos para proporcionar comidas a tus empleados, puedes asumir el cargo de una alimentación más saludable de maneras únicas.

Desde ofrecer  fruta en la oficina como snacks saludables hasta organizar comidas saludables. Por ejemplo, una o dos veces al mes, pide a los miembros del equipo que preparen un plato nutritivo en casa y comer en grupo. Seguro que surgen temas de conversación encaminados a hábitos saludables e intercambio de recetas.

Cuanto más haga de la alimentación saludable una opción, es menos probable que sus empleados tengan malos hábitos alimenticios. Haz de esto una prioridad para seguir adelante.

3.Recompensa las elecciones saludables

Algunas personas necesitan más motivación que otras. Si descubres que los empleados están involucrados en hábitos no saludables y no están exactamente ansiosos por escapar de ellos, tendrás que hacer que la “vida saludable” sea más tentadora. ¿Cómo? Una buena opción es gamificar el proceso.

La mayoría de las personas se nutren de la competencia y responden a recompensas tangibles. Pedirles a los empleados que hagan 30 minutos de ejercicio 5 días a la semana es una cosa, pero decirles que recompensarán a la persona que puede lograr la mayoría de los días consecutivos de ejercicio es otra. Crea juegos y desafíos, tanto individuales como basados ​​en equipos, para motivar a la gente.


Aplicaciones como WeFitter, ofrecen planes de bienestar que permiten incorporar la gamificación en tu empresa.  Los resultados pueden sorprendenderte.

Gracias a los retos deportivos propuestos por la app  WeFitter, Heineken redujo el sedentarismo en un 10% de sus empleados

Es hora de que tengas en tus manos la salud de tus empleados y desarrolles una fuerza laboral feliz, comprometida y productiva.


¿Quieres saber por qué debes invertir en el bienestar de tus empleados? En esta guía gratuita te lo explicamos.

Related Posts

Leave a comment

WordPress Video Lightbox Plugin