7 consejos para olvidarse de la depresión postvacacional

consejos-evitar-depresion-postvacacional-wefitter-blog

Se calcula que un 30% de los trabajadores sufre depresión postvacacional, según una consultora española de Recursos Humanos. Por eso, lo más importante es hacer que el cambio de las vacaciones al trabajo sea lo menos brusco posible y centrarse en lo positivo de la vuelta a la rutina.

El síndrome postvacacional se basa en la sensación que tiene un trabajador al reincorporarse a su puesto tras acabar su periodo de vacaciones, que se caracteriza por la falta de energía o motivación y la tristeza.

Los síntomas son la apatía, seguida por el cansancio o la falta de energía y concentración para realizar las tareas. 

Son más propensos a sufrir depresión postvacacional aquellos trabajadores que disfruten de vacaciones más largas, además de los que trabajan en un entorno desagradable, los que no se ilusionan por su trabajo y los que lidian con un mal jefe.

Existen diferentes medidas que ayudan a prevenir y combatir este síndrome, para así hacer la vuelta al trabajo más agradable. ¿Qué te parece si ayudamos a que tu plantilla vuelva al trabajo con las pilas cargadas y al 100%?

Toma nota de estos 6 consejos que puedes compartir con los trabajadores:

1.Tómatelo con calma.

El primer día de vuelta de las vacaciones es normal encontrar muchos emails en tu bandeja de entrada y muchas tareas que requeren ser atendidas de golpe. Tranquilidad, tómatelo con calma y atiende primero aquellas que son más prioritarias. El primer día es de “adaptación” a la vuelta a la rutina y ponerse al día con las tareas pendientes y las que están por venir.

2.Realizar actividades saludables.

Dormir las horas recomendades, comer de forma saludable y llevar hábitos de vida saludables. Son factores que influyen a la reducción de estrés y a un mejor rendimiento en tu puesto de trabajo.

3.Hacer ejercicio.

Planificar el tiempo para el ejercicio es vital, incluso si es algo tan simple y fácil de hacer como ir a dar un paseo. El ejercicio realmente induce cambios en el cerebro que producen endorfinas, por lo que cuando se ejercita, incluso sólo durante 15-20 minutos, tres veces a la semana, se vuelcan endorfinas y proporciona esa sensación de felicidad y satisfacción.

Hay evidencias que indican que aquellas personas que hacen ejercicio se cogen menos días de baja por enfermedad y son más productivas.

Empresas que fomentan el deporte y estilos de vida saludables entre sus trabajadores mediante programas de bienestar  consiguen cambiar los hábitos de sus trabajadores. ¿Te animas a probarlo?

PIDE UNA DEMO

Heineken redujo un 10% el sedentarismo de sus trabajadores en menos de 2 meses utilizando un programa de bienestar

4.Dividir los días de vacaciones.

Como se ha explicado antes, son más propensas a sufrir síndrome postvacacional las personas que tienen periodos vacacionales más largos. Es aconsejable dividir estos a lo largo del año para hacer la vuelta al trabajo menos dura y así una persona puede desconectar del trabajo a lo largo del año y no solo una vez durante muchos días.

5. Ser optimistas.

Si se interpreta de forma positiva el fin de las vacaciones, resultará más sencilla tu incorporación. Esto es posible si se evita pensar que el trabajo es una carga y se enfoca desde otra perspectiva. Pensar que volverás a ver a tus compañeros de trabajo, compartir anécdotas de lo sucedido en las vacaciones puede motivarte a ir al trabajo el primer día con una sonrisa, como cuando estábamos en el colegio y había ganas de contar a todos de la clase cómo habían sido tus vacaciones.

6.¿Próximas vacaciones?.

Se hace todo mucho más llevadero cuando tienes ilusión por algo nuevo que está por venir. ¿Por qué no pueden ser tus próximas vacaciones lo que te haga ilusión planear?

Y tú, ¿qué haces para no tener depresión postvacacional?

Related Posts

WordPress Video Lightbox Plugin