4 pasos para crear un reto fitness en tu empresa

Las organizaciones que invierten en salud y bienestar en realidad ahorran dinero mediante la reducción de los costes de salud y aumentan la productividad debido a la disminución del absentismoThe Harvard Business Review encontró que las empresas que invirtieron en iniciativas  de salud y bienestar vieron un retorno de casi 3 a 1 en dinero ahorrado.

Desafiar a los empleados es una brillante idea para que estén involucrados en preocuparse más por su salud.  Eso sí, no es tarea fácil atraerlos para que se apunten. Por eso, os damos las claves para desarrollar un reto fitness para empleados y que tenga un éxito rotundo en cuanto a participación, engagement y resultados.

1- Adopte un enfoque de base

El desafío de fitness debe ser dirigido por los empleados. Todo comienza con la escucha. Encuentra actividades que la mayoría de su equipo ya disfruta, o están interesadas en probar.

Hay que identificar a los más apasionados de toda su organización y capacitarlos para impulsar la recopilación de información que ayudará a informar a su plan.

2. No todo es apto para todo el mundo 

Del mismo modo que no se puede exigir la participación, no se puede confiar en un enfoque de talla única.

Sus empleados tienen gustos y capacidades diferentes.  Es probable que tenga empleados de diferentes edades, niveles de condición física y habilidades físicas, por lo que tendrá que planificar su reto con cierta flexibilidad.

Tenga en cuenta, el objetivo no es sólo para los que ya son activos. Es mucho más importante motivar a aquellos que no tienen la actividad física en su lista de prioridades. Ahí es donde su plan tendrá el mayor impacto.

3- Registre su progreso

Tiene que tener una forma de medir la evolución de sus empleados y de que ellos la puedan ver también. Utilizar aplicaciones de gamificación y fitness como WeFitter, donde se recopila la información de diferentes trackers como Strava, Google Fit, Apple Health, Polar o Garmin, permitirá a los empleados diariamente a ver su evolución en el propio reto, comprobar si están cerca de superarlos e incluso ver en el ranking quién va por delante de ellos. Un poco de competencia sana nunca viene mal para despertar el lado más competitivo.

4- Gamificación

La gamificación implica introducir elementos de juego en su desafío. Más comúnmente, esto significa la creación de insignias o recompensas que los miembros del equipo superar retos.

La mecánica del juego es muy motivadora. Encontrará que la gamificación es una gran manera de desbloquear el espíritu de la competencia amistosa y aumentar la participación de toda la empresa.

Port Relacionados

WordPress Video Lightbox Plugin