El ‘porridge’, un desayuno saciante y delicioso

El porridge, en inglés, o gachas, en español, es un típico desayuno británico que está en auge, no solo por ser un plato nutritivo, ¡sino también porque es muy fotogénico! La imagen de este plato no falta en las redes sociales de muchos influencers y expertos en alimentación saludable.

El porridge podría definirse como una papilla elaborada a partir de un cereal hervido en un líquido. El cereal suele ser avena, aunque también se puede utilizar  trigo, quinoa o arroz hinchado, y se hierve en agua, leche o bebidas vegetales, según la preferencia.
Después, se decora con cualquier guarnición que puedas imaginarte: fruta fresca o desecada, frutos secos, semillas… Esta combinación de alimentos convierte el porridge en  un desayuno rico en hidratos de carbono de absorción lenta, proteínas de buena calidad y fibra, lo cual hace que sea, además, una preparación muy saciante.

Aunque pueda parecer muy laborioso, su elaboración es sencilla y más rápida de lo que imaginas. ¿Quieres conocer algunos trucos para preparar esta receta tan completa? Te presentamos diferentes versiones para que puedas alternarlas y disfrutar de un porridge distinto cada día. ¡Pruébalas!

Cómo preparar el mejor porridge

Lo primero es escoger el líquido y el cereal que queramos para preparar el porridge. Por ejemplo, leche y avena. Una vez decidido, pon la leche en el cazo y caliéntala a fuego medio. Cuando empiece a hervir, añade los copos de avena y remueve hasta que se evapore un poco el líquido y tenga aspecto de papilla (aproximadamente en unos 10 minutos).

Un consejo:si quieres darle un toque más aromático, puedes añadir una vaina de vainilla o canela en el líquido de cocción.

Mientras se cuece el porridge, puedes aprovechar para preparar los toppings. Escoge las frutas que más te gusten: corta unas rodajas de plátano, unos dados de manzana o unas láminas de pera, por ejemplo. También puedes picar unas almendras, unas nueces o unos pistachos.

Una vez terminada la cocción, deja reposar el porridge un par de minutos, sírvelo en un bol o un plato hondo, y decóralo con la fruta fresca cortada, la picada de frutos secos o las semillas; ¡añade más sabor y más nutrientes! Puedes endulzarlo con miel u otros ingredientes, como el jarabe de arce, aunque no es imprescindible: la fruta ya le da ese toque dulzón.

¡Aún más rápido!

Puedes preparar este desayuno tan nutritivo de una forma aún más rápida con el Cereal Breakfast de Lékué. Simplemente coloca los ingredientes en el recipiente y caliéntalo al microondas durante unos 3 minutos (puede variar según la cantidad de ingredientes que contenga y el tipo de microondas).

En este caso, también puedes añadir algunos dados de fruta en la cocción. ¡La manzana, el melocotón o el mango quedan exquisitos!

Un truco: añade más o menos líquido según te guste; una menor cantidad dará como resultado una textura más suave.

Diferentes versiones para desayunar

Porridge de avena y manzana, con arándanos, nueces y canela. Cocina la manzana juntamente con la avena y la leche. Una vez listo, añade arándanos, una picada de nueces y espolvorea una cucharadita de canela en polvo.

Porridge de avena con melocotón, frambuesas y almendras. Cocina la avena y el melocotón en bebida de almendras. Por encima, añade unas frambuesas y una picada de almendras o una cucharadita de crema de almendras.

Porridge de quinoa a la vainilla con plátano, fresas y semillas de sésamo. Cocina la quinoa con la bebida vegetal que prefieras y una vaina de vainilla. Añade unas rodajas de plátano, fresas troceadas y esparce semillas de sésamo.

Un desayuno ideal para empezar el día con energía que precisa de poco tiempo y es muy saludable. ¡Ahora ya no tienes excusa para probarlo y disfrutarlo!

Port Relacionados

Leave a comment

WordPress Video Lightbox Plugin